El Valor de los Diamantes

Tal vez nos hayamos preguntado en alguna ocasión el por qué del alto valor de los diamantes. Te contamos qué son y a qué se debe el hecho de que sean piezas tan preciadas en la alta joyería.

Un diamante es una pequeño trozo de carbono puro de hace millones de años que ha estado sometido a una temperatura de entre 900 y 1.300 °C y a una alta presión (entre 40 y 60 kilobares) muy por debajo del nivel del mar, aproximadamente a unos 150 km bajo tierra. La lava de los volcanes es la responsable de expulsar estos depósitos de carbono hacia el exterior, formando las minas de las que se extraen.

 

Diamantes en bruto.

De todos estos fragmentos, solo la mitad cristaliza, convirtiéndose en este tipo de gema preciosa. Y entre estas gemas, una baja proporción es lo suficientemente grande como para que pueda ser pulida y mantener el tamaño suficiente, una vez eliminadas todas sus impurezas. ¿Comienzas a entender ahora el por qué de su alto precio?. Pues esto solo es el principio.

El diamante es el material natural más duro que se conoce. Por su composición de carbono, es la segunda forma más estable (solo superada por el grafito). Su punto de fusión sólo se alcanza a los 3.550°C y su estructura es hexagonal.

Durante siglos, la India fue la principal fuente mundial de diamantes. Actualmente la mayoría se extrae de Sudáfrica y África Central, aunque también existen importantes minas en Brasil, Siberia, Canadá y Australia.

 

El diamante Koh-i-Noor procede de la India, y es uno de los mayores diamantes pulidos del mundo. Actualmente forma parte de la corona de la reina Isabel II.

El diamante más perfecto es transparente e incoloro, son los considerados cristalográfica y químicamente puros. Son los más escasos y por lo tanto los más caros. Una tonalidad amarilla delata imperfecciones o impurezas en su estructura. Este grado de color es la base que CIBJO (Confederación Internacional de Joyeros que conviene las normas internacionales para el comercio de las gemas y las joyas) utiliza para realizar una escala patrón que determina la pureza del diamante.

En la actualidad hay cuatro escalas principales que se emplean para designar los grados de color del diamante incoloro, perteneciendo cada una de ellas a una asociación reconocida internacionalmente: GIA (Gemological Institute of America), Comité de Nomenclatura Escandinava, IDC-HRD (International Diamond Council) y CIBJO (Confederación Internacional de Orfebres y Joyeros). Estas cuatro escalas tienen establecidas correspondencias entre sus grados, siendo frecuente el uso conjunto de dos términos, cada uno de ellos de una escala diferente. También existen diamantes de colores, son los llamados de “colores de fantasía”, muy raros y con cotizaciones astronómicas. Su precio está relacionado con su escasez y belleza, pero esto podremos tratarlo en un post aparte.

 

Graduación de color de diamantes.

Otra características a tener en cuanta a la hora de fijar el valor de los diamantes, es el peso, expresado en quilates. Se considera un factor de calidad muy importante debido a la dificultad de encontrar gemas de gran tamaño. Es importante conocer que al alcanzar determinados pesos el aumento de precio por quilate no es proporcional, al pasar de unos determinados quilates su valor aumenta de manera brusca. Estas fronteras de peso, llamadas también “fronteras mágicas”, son de 0.3 ct, 0.5 ct y sobre todo 1 ct de y sus múltiplos.

 

El Cullinan, considerado uno de los diamantes tallados más grandes del mundo.

Otra característica que determina el valor de los diamantes es la pureza, o sea, la valoración de cualquier material atrapado en el interior de la gema, es lo que se denomina inclusiones. Por lo general las inclusiones que marcan el grado de pureza de un diamante se encuentran en su interior, pero en ocasiones los defectos externos también pueden influir, sobre todo si penetran en la piedra, rompen la simetría, perjudican el aspecto general y no pueden eliminarse con un repulido.

 

Diamante con inclusiones.

La talla es la labor que se realiza sobre el diamante y determina su brillo. En el caso de los diamantes, el término talla incluye la forma del diamante, y la calidad de las proporciones y del acabado, o lo que es lo mismo, el tipo y la calidad de la talla.

Los tipos de talla en diamantes de cierto tamaño son: Brillante, Esmeralda, Princesa, Oval, Corazón, Radiant, etc. En diamantes pequeños son más comunes la talla Baguette y la talla 8/8.

 

Tallas más comunes en diamantes.

Cuando oigamos la palabra brillante a secas, esta se refiere a diamantes con este tipo de talla. Cualquier otra gema tallada de esta forma debe denominarse con el nombre de la piedra seguido por el tipo de talla, por ejemplo “zafiro con talla brillante”. De la misma forma, un diamante con otro tipo de talla no puede designarse como brillante. Un “brillante con talla corazón” no sería una designación correcta, tendríamos que llamarlo “diamante con talla corazón”.

La calidad de talla en un brillante, no valora una propiedad natural, como el color o la pureza, sino el trabajo artesanal llevado a cabo, y cuyo objetivo principal es conseguir el grado máximo de belleza.

Una buena talla busca que cuando la luz incida sobre el diamante, una parte se refleje y otra se transmita a su interior. La cantidad de luz que se refleja o penetra en el brillante define dos factores, su brillo y lustre. La cantidad de luz reflejada en la superficie es el lustre, y el brillo es la luz que sale desde el interior de la piedra. Una talla correcta, debe conducir la luz para que en su mayor parte salga por la corona, parte superior de la piedra.

 

Los fulgurantes brillos del diamante dependen en gran medida de su correcta talla.

Las proporciones de la talla, la simetría, la calidad del pulido o el correcto acabado de cada una de sus secciones acaba de determinar el valor de los diamantes.

Otro factor determinante en el valor de los diamantes es el hecho de que dispongan de un certificado expedido por un laboratorio independiente y registrado oficialmente, que garantice el rigor de sus dictámenes.

Queda en evidencia pues, que para determinar el valor real de un diamante, debemos acudir a un experto en la materia. Los gemólogos de Subastas Gema pueden ayudarte en la misión de determinar el valor de los diamantes que quieres vender. Si este es tu caso, pídenos una cita sin compromiso, la tasación es completamente gratuita.

 

The post El Valor de los Diamantes appeared first on .

Source: Blog