Piedras preciosas, la belleza de la Naturaleza

piedras preciosas de joyería

Las piedras preciosas tienen un gran poder de seducción; nos cautivan por su brillo, color y belleza. Son el resultado de los complejos procesos geológicos que tienen lugar en las entrañas de la Tierra.

A las piedras preciosas, como también denominamos a las gemas,  se les han atribuido durante siglos múltiples poderes y propiedades, así como también una gran cantidad de significados.

Hoy queremos hablarte de piedras preciosas, un tema que nos encanta no solo por el valor que tienen sino por lo que representan en cuanto a belleza. Son una de las muchas maravillas que nos ofrece la Tierra, y siempre han tenido un lugar relevante en la historia.

¡Comenzamos!

piedras preciosas de joyería

¿Qué es una gema?

Una gema es aquel mineral que por su color, dureza, belleza y rareza son susceptibles de ser utilizados como joyas o como ornamentación.

Las gemas más demandadas y por tanto, más utilizadas en el comercio de la joyería son: El Diamante, el Rubí, el Zafiro y la Esmeralda.

Diamante

El diamante tiene una composición química muy sencilla.  Está formado sólo por átomos de carbono enlazados entre sí. 

Su especial estructura cristalina lo convierte en el mineral más duro, y también es responsable de su hermoso brillo. Puedes encontrar diamantes en la mayoría de colores: rosa, naranja, amarillo, rojo, azul, verde, marrón y negro.  Los colores más raros son el rojo y el verde. 

Rubí

El rubí, que es una variedad del  mineral corindón. Actualmente es una de las piedras preciosas más escasas. Es de color rojo muy intenso y aparece en diversos hábitos cristalinos en los yacimientos donde se origina.

El responsable del bello color de esta gema es la cantidad de cromo presente en el mineral. Existe una variedad muy apreciada y denominada Rubí.

Zafiro

Después del diamante, el zafiro y el rubí  son los minerales de mayor dureza. Los romanos y egipcios utilizaban el zafiro para realizar grabados. 

El color más valorado del zafiro es el azul, pero este mineral puede abarcar toda la gama de tonalidades. Zafiros amarillos, verdes, rosas, púrpuras, naranjas, etc. En ocasiones,  el zafiro puede presentar un efecto óptico en superficie y en este caso se conoce como zafiro estrella.

Esmeralda

La esmeralda, una de las piedras preciosas más hermosas y valoradas, debe su color verde a la presencia de cromo en su composición.

El color de la esmeralda llega a ser tan característico que se describe como “verde esmeralda”.  Las tonalidades pueden variar dependiendo de la procedencia, siendo muy valoradas las colombianas y algunas africanas.

Existen algunas variedades muy raras, dificiles de encontrar, como  la esmeralda ojo de gato y la esmeralda trapiche.